lunes, 2 de abril de 2012

La nutria urbana y aves acuáticas en Córdoba

Aprovechando los días de vacaciones para estar en Córdoba con mi familia, no dejé pasar la oportunidad de ir cámara en mano a un sitio muy atractivo para quienes gustamos de las aves: los Sotos de la Albolafia.
Este enclave es reducido, únicamente un tramo del Guadalquivir a su paso por la capital cordobesa entre dos puentes, pero riquísimo en fauna con su espeso bosque de ribera y sus protegidas isletas.

Pues allá que fui esperando ver garzas y rállidos, y así fue como unos paseantes (al verme con la pedazo cámara) me contaron que allí sorprendentemente hay un par de nutrias (Lutra lutra)... Ayer no las conseguí ver, y esta mañana iba camino de lo mismo, hasta que me paré a fotografiar un par de martinetes mientras regresaba a casa, y entonces apareció allí mismo un ejemplar para comerse tranquilamente un pescadito.









Los martinetes (Nycticorax nycticorax) no son difíciles de observar aquí, pasan volando de cuando en cuando y se los puede ver bastante cerca de los puentes.







Aquí junto a una gallineta.





Aterrizando cerca de una lavandera cascadeña.







Otra garza fácil de ver bien es una garceta común (Egretta garzetta) que pesca cerca del puente romano.






Son muy abundantes las garcillas bueyeras (Bubulcus ibis) que tienen aquí una gran colonia de cría.





A las garzas relaes (Ardea cinerea) no las he visto tan fácilmente, sólo una pasó volando y pude tener foto más o menos decente.




Hablando de volar, las gaviotas sombrías (Larus fuscus) son casi constantes con sus infatigables vuelos.








Las gallinetas (Gallinula chloropus) se podían ver de lejos, pero una pasó bajo el puente.





Los andarríos chicos (Actitis hypoleucos) también se dejan ver bien pese a su reducido tamaño.






Una agradable coincidencia fue encontrarme con las tres distintas especies que tenemos de lavanderas.


Lavandera blanca (Motacilla alba).



Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea).




Lavandera boyera (Motacilla flava).



Entre los muchos pajarillos, me llamaron especialmente la atención algunos por no haberlos visto nunca hasta ahora, o por no esperarlos allí.

Un alcaudón común (Lanius senator) perchaba vigilante en los arbustos, a la espera de atrapar sus pequeñas presas.




En tres ocasiones pasó volando un colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus), una especie que no había visto antes y que conseguí pillar una de las veces que se posó.




La otra especie que he visto por primera vez es la curruca carrasqueña (Sylvia cantillans). Un par de ellas se movían en los arbustos, y no se dejaron pillar decentemente las malditas.







Unos abejarucos pasaron volando a lo lejos, ¡ya están aquí! Y para terminar, ya que empecé con un mamífero, acabo con otro: un conejo (Oryctolagus cuniculus) que se escabulló.




10 comentarios:

  1. -Qué mina!

    Eso está petadop de aves...y encima es un parque urbano.

    Muy buenas fotos de la nutria y el martinte, todo en general.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y me dijeron que también hay calamones y otras rarezas! Es una maravilla encontrar esto en una ciudad.

      Eliminar
  2. Al ver la nutria y el martinete metidos en la misma foto me he quedado sin palabras, no te digo más!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y tanto, menuda potra he tenido! El martinete se merecía salir en la foto con la nutria, pues gracias a él me quedé a mirar un rato hasta aparecer ella.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Una entrada increible y que suerte poder afotar a las nutrias. Una maravilla. Saludos desde mi terruño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, y pensar que hace pocas semanas me quejaba de sólo ver cagarrutas de nutria... y ahora va y me sale una tan pancha.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Que suerte tener nutrias tan a mano, mejor ni te cuento mis oidiseas para ver una. Esa foto con el Martinete juntos es de archivo!
    Saludos camperos!
    =el real muy muy buena pillada, estan cayendo en picado.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así da gusto incrementar las posibilidades de poder avistarlas, porque vaya si cuesta que una se deje ver un ratito...
      ¡Saludos!

      Eliminar