miércoles, 18 de abril de 2012

Cabra montés y rapaces surtidas

 NOTA: esta entrada fue redactada ayer, pero por problemas con la conexión he tenido que esperar a esta mañana para publicar.

Ayer por la tarde estuve ocupado y sólo pude salir durante la última hora de luz, encima no se me dio bien la salida... hasta que apareció esta cabra montés (Capra pyrenaica) que estaba sola y huyó rápidamente.





Ya que estaba tan alto en el cerro, pues no estuvo de más hacer una foto del lugar.




Ahora sí pasamos a cosas de hoy... ya desde el colegio. En el mismo patio del recreo vi un águila calzada (Hiraetus pennatus) cerniéndose y aleteando de forma parecida a un cernícalo, yo es que no tenía ni idea de que pudieran hacer eso.
Por supuesto no hay fotos de ello, lo que sí pude sacar (aunque malamente) fue a un par de aguiluchos cenizos (Circus pygargus) que había en un campo al salir de clases.
La hembra (que yo supongo de esa especie) cambiaba de posadero mientras un macho le piaba y se tiraba en picado sobre ella persiguiéndola. Y con el macho de lagunero que vi ayer por la mañana, pues a lo tonto ya he observado aquí a los tres aguiluchos que se pueden encontrar en España.









Conduciendo un poco más, me sobrevoló este buitre leonado (Gyps fulvus) que escudriñaba los olivares y campos. A lo largo de la tarde vi otros dos, pero más lejos.






Y esta tarde tocó ir de nuevo al cerro del Castillo. Me recibieron los dos cernícalos vulgares (Falco tinnunculus) que viven en los peñascos. Dejo un par de fotos del macho, que se dejó ver mejor.







En cuanto a águilas calzadas, esta vez fue la pareja de fase clara la que me mostró sus picados y acrobacias.




 






Más tarde, fui al collado, donde aparecieron otras tres calzadas, siendo una de ellas de fase oscura. Las fotos no son para tirar cohetes tampoco, ¡es lo que tiene la distancia!








Después llegó una sorpresa, porque por fin veo que han llegado los vencejos reales (Apus melba) a estas tierras. ¡Pero la foto es muy cutre, me cuesta mucho pillar a esos velocistas!




A quien sí vi un poco mejor es a este ratonero (Buteo buteo), especie que normalmente veo en olivares.






El último pajarraco en entrar en escena fue esta culebrera (Circaetus gallicus) con un tono más blanco que otras que he visto aquí, iba volando sobre los árboles y me ha dado un par de bonitas escenas.






¡Han faltado representantes de los géneros Aquila y Accipiter para estar todos!
Me despido con fotobicho hecha a lo bestia con el 500mm, para no perder buenas costumbres. Esta vez es la mariposa chupaleche (Iphiclides podalirius).


4 comentarios:

  1. Menudo santuario rapacez , dios mio!
    los reales a, aver cuando tardan en verse por aqui.
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual llevan más tiempo, pero no me di cuenta hasta ayer. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Me gusta que pongas fotos de los lugares desde donde tomas las fotos, pues ayudan a hacernos una idea del terreno de la zona (y después del coñazo que he dado más te valía ponerlas, je, je).

    Es una pena que no te hayas podido hacer a las rapaces que estaban posadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaaaaaale, iré poniendo otras veces fotos del entornoooooo. Has ganado :D

      Eliminar