domingo, 22 de enero de 2012

De cetrería

Mi mejor amigo es cetrero y a veces le acompaño cuando puedo, como ayer por la tarde cuando sacó a volar su águila de Harris, cámara en mano por lo que se pueda encontrar uno en las afueras de Bailén.



En los charcones es normal encontrarse con ánades reales, garcillas bueyeras, fochas, gallinetas e incluso cormoranes, alguna garza real (vi una este verano) o un martín pescador (al que no he podido ver yo mismo aún).
Aquí tenemos algunos de los ánades reales (Anas platyrhynchos) y fochas (Fulica atra).





Me gustó particularmente la presencia de avefrías, primero un numeroso bando volando, y luego un par de ellas trasteando por la charca.





Una infra-foto de una liebre a la que tuve que afotar en rápidos segundos, y justo la tuve que pillar movida en el momento de saltar.



Y ahora tiraré de archivo para poner una garcilla cangrejera (Ardeola ralloides) que vimos este verano, ya que es la única que he visto en mi vida.


Unas vistas del paisaje.




Y para acabar la jornada, nada como la rechoncha y simpática figura de los mochuelos (Athene noctua) en vallas y postes.





Otras observaciones interesantes fueron lo que parecía un gavilán, y un aguilucho (el fuerte contraluz impidió la identificación y fotografiarlo). Me despido con un pedazo halcón sacre de mi amigo.

2 comentarios:

  1. Las avefrías me gusta cada vez más.

    ResponderEliminar
  2. Mochuelo!! Que suerte, ojalá algún día pueda ver uno

    ResponderEliminar