domingo, 11 de diciembre de 2011

Aves de Elechas (Cantabria). 1ª parte: aves acuáticas de la ensenada

Tal y como digo en la descripción del blog, siempre paso unas semanas de vacaciones en Cantabria, y justamente este mes de julio me hice con la réflex y el objetivo de 300mm que estrené haciendo fotos a los bichos del pueblo de Elechas, siendo por tanto una entrada muy distinta a las habituales que he mostrado de la Sierra de Segura.

Principalmente iba a ver aves a la Ensenada de San Bartolomé y los prados cercanos, donde los cisnes vulgares (Cygnus olor) llaman siempre la atención a los paseantes.


Por supuesto hay gran cantidad de gaviotas, siendo las más abundantes las gaviotas reidoras (Larus ridibundus), seguidas de sus parientes cercanas, las gaviotas cabecinegras (Larus melanocephalus), a las que es una lástima que no haya visto nunca con su bonito plumaje nupcial. También había algunas gaviotas patiamarillas (Larus michahellis), y lo mejor de todo, la poderosa presencia de un gavión atlántico (Larus marinus), la gaviota más grande y depredadora de Europa, que espantaba a las demás aves al llegar a su posadero. Aquí unos ejemplos de todas ellas, en el orden que las fui nombrando:









En las rocas era habitual encontrarme con distintas especies de aves acuáticas reunidas, en esta foto tenemos un cormorán grande (Phalacrocorax carbo) con ánades reales (Anas platyrhynchos) y garcetas comunes (Egretta garzetta).


También en sus rocas estaban los zarapitos trinadores (Numenius phaeopus), alegrando los atardeceres con sus simpáticos sonidos.




Otra limícola habitual que me divertía con sus sonidos era el andarríos chico (Actitis hypoleucos), ese pequeñajo con su peculiar manera de volar a ras de agua.




Con la marea baja era normal ver alguna garza real (Ardea cinerea), y en las zonas más apartadas podía ver charranes comunes (Sterna hirundo).





Y alguna sorpresita, como el martín pescador (Alcedo athis) al que fue imposible fotografiar, o estas avocetas (Recurvirostra avosetta).




Y esto es todo por hoy, continuaré otro día el recorrido por Elechas con las rapaces y algunas otras aves de los prados. Me despido con esta imagen de la ensenada.



2 comentarios:

  1. -Muy intesantes esa ensenada.
    Nunca he estado en una, o por lo menos conscientemente (sin pensar en pájaros)

    Saludos Miguel

    El Ornitoblog

    ResponderEliminar
  2. Menudo verano te tiraste con los pollos. Acabo de llegar de la ría de Villaviciosa y una pena que no tenga un buen objetivo para esas espatúlas que llevan tiempo por allí, además de especies de las especies más o menos raras que conseguí avistar xD.

    Por cierto, la garza real...siempre me quedo embobado al verlas volar, qué majestuoso es su vuelo.

    ResponderEliminar