lunes, 31 de octubre de 2011

Ruta de castillos por Segura y Cazorla

Este fin de semana me ha permitido visitar 4 castillos además de disfrutar de la naturaleza circundante en el parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas, el de mayor extensión en España y el segundo más grande de Europa.

Y no sólo tenemos ese honor en Jaén, también el de ser la provincia con mayor densidad de castillos del país. El primero fue el de Segura de la Sierra, antigua capital de la comarca, que originariamente tuvo una alcazaba durante la dominacíón musulmana que dio el nombre de Saqura a la región. Fue en el S XIII cuando los cristianos reconquistaron la zona y ésta fue cedida a la Orden de Santiago como podemos comprobar al ver su cruz en muchos escudos de sus municipios.
De planta pentagonal y con cinco torres, esta fortaleza de piedra y mampostería se encuentra dominando la zona desde una buena altura. En su recinto encontramos una iglesia, ruinas de baños árabes y simulaciones de un horno de panadería y una fragua para ambientarlo, en vista de que está volcado al turismo y su torre del homenaje guarda información al respecto y recreaciones en su interior.








Otros encantos del pueblo:


Su iglesia.


Pico de El Yelmo.



Plaza de toros cuadrada.


La siguiente parada fue en Hornos de Segura. También fue conquistada la zona por la Orden de Santiago, y los cristianos levantaron esta fortaleza en donde estuvo su contrapartida musulmana. Aquí podemos ver lo que queda hoy día de sus muros y torres.







Otras cosas que ver:



Su iglesia.

Interior de la susodicha.



Embalse del Tranco.



Vista general.

Más al sur, llegamos a La Iruela, que presenta un conjunto de ruinas de castillo, murallas e incluso iglesia. A pesar del estado ruinoso, llama la atención poderosamente su emplazamiento en un risco y la manera en que debieron construir todo en los peñascos.









Y, para acabar, el castillo de La Yedra en Cazorla, una ampliación cristiana de la antigua fortificación de tapial musulmana tras la conquista en el S XII. Su torre del homenaje alberga el museo de Arte y Costumbres Populares del Alto Gudalquivir.







Y no puedo finalizar sin alguna fotografía de buitres leonados (que llegaban a planear sobre el mismo pueblo de La Iruela) y ciervos.









No hay comentarios:

Publicar un comentario