sábado, 22 de octubre de 2011

Águila real por sorpresa

A fuerza de ser constante en los largos paseos por la naturaleza, uno puede ser recompensado con sorpresas como ésta, ni más ni menos que una pareja de águilas reales (Aquila chrysaetos).



Estaba yo dando una vuelta por los bosques que hay en la carretera entre Torres de Albánchez y Villarrodrigo, en los que casi tuve un encuentro con los jabalíes pero me huyeron por suerte. Estaba observando una pareja de ratoneros (Buteo buteo) planeando contra un fuerte viento y por eso, cuando más tarde estaba en lo alto de una colina, no me ilusioné demasiado al ver otras siluetas marrones planeando sobre los pinares... pero al enfocar resultaron ser esto mismamente:


Dos águilas reales volando por debajo de mi altura, nunca imaginé poder disfrutar así de la visión de estos emblemas de heráldica vivientes (lo normal era ver puntos en la lejanía), pero así fue durante un rato muy agradable.


Viendo así a estas maestras del viento, no me extraña que tengan la potencia para matar a crías de grandes ungulados.
Y para acabar, una foto de uno de los ratoneros y unas vistas del monte que hay en Torres de Albánchez desde donde yo me encontraba en ese momento.



2 comentarios:

  1. Magnífico blog Carlos, fotos espectaculares, esta última con Segura de la Sierra y el Yelmo recortando su figura, preciosa, pero el águila es lo mejor.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ángel. Las vistas de esta zona son algo que echo muchísimo de menos, con las águilas reales como compañeras de lujo.
      ¡Saludos!

      Eliminar