lunes, 19 de agosto de 2019

Los alzacolas del olivar de Jaén






El año pasado escribí una entrada sobre Trebujena (Cádiz) con protagonismo del alzacola rojizo, avecilla insectívora puede encontrarse en distintos hábitats secos predominando los cultivos de leñosas como olivares y viñedos. En Trebujena tuve mis primeras observaciones de la especie en un viñedo y este año en Córdoba tocó hacerlo en olivares.

Si algo abunda en mi tierra, Jaén, es el olivar. El gran monocultivo del olivo deriva en grandes problemas como la erosión, el empobrecimiento del paisaje y de la biodiversidad, la sopreexplotación del agua, etc... Pese a ello aún hay lugares adecuados para especies como el alzacola aún puedan encontrar un hábitat adecuado y me animé a visitar uno de ellos para ver de una vez por todas la especie en mi tierra.

Confieso que nunca me han gustado mucho que digamos los olivares, lo que ha hecho que haya tardado tantísimo en buscar este pajarillo pese a tenerlo muy cerca de casa como desde hace años he visto reflejado en el tomo sobre Jaén de la colección de libros de Rafa R. Porrino para ver aves en Sierra Morena.

El 18 de julio por la tarde fui a un olivar de Baños de la Encina en el que aún queda suficiente vegetación y linderos, resistiendo a la moda imperante de eliminar todo rastro de cubierta vegetal.
No tardé en oír los primeros cantos de un macho y pude ver al menos cuatro ejemplares distintos, uno de ellos anillado como parte del minucioso trabajo que se está haciendo en la provincia con la especie localizando nuevas poblaciones.

Para más información, click aquí: https://www.siece.org/censo-de-alzacola-rojizo



Alzacola rojizo (Erythropygia galactotes)


Alzacola rojizo (Erythropygia galactotes)



Con los alzacolas gaditanos aproveché para ver aves marismeñas que estaban a tiro de piedra y salieron en el blog. Ahora haré algo similar valiéndome de la entrada para poner algunas otras aves de los olivares y Sierra Morena.
También encuentra refugio en ciertos olivares la bellísima tórtola común, haciendo frente a los terribles cambios agrícolas que transforman su hábitat. La tórtola, para colmo y a diferencia del alzacola, tiene también que soportar ser intensamente tiroteada durante el verano con esa mala excusa para disparar que es la media veda.


Tórtola común (Streptopelia turtur)

Estas aves viven muy cerca de especies emblemáticas de Sierra Morena como el buitre negro o el águila imperial, que son ejemplos muy claros de la manera en que las especies se recuperan cuando se las deja en paz.


Argiope lobata

Gavilán (Accipiter nisus)

Cierva (Cervus elaphus)

Buitre negro (Aegypius monachus)

Águila imperial (Aquila adalberti)


Cuando leáis esto yo estaré de regreso de mi viaje a Brasil, pero tardará en llegar la oleada de reportajes porque para entonces tendré reservada una remesa de fauna jiennense todavía.






viernes, 16 de agosto de 2019

Caluroso fin de semana cordobés





Pues sí, así es, en julio estuve nuevamente en Córdoba cuando la vez anterior distó solamente dos semanas.

El 19 de julio por la tarde estuve allí invitado por Esperanza Poveda y José Carlos Sires comenzando con una salida nocturna en la que abundaron los ortópteros (me vais a perdonar que estén sin identificar porque no conozco ni uno) y los machos de arañas lobo en busca de pareja. Además vimos un escorpión, una mantis, una escolopendra, numerosas salamanquesas y una culebra de escalera que hubiera podido ser un premio gordo del fin de semana de no haberse escapado.







Mantis religiosa

Salamanquesa común (Tarentola mauritanica)

Araña lobo (Lycosa fasciiventris)

Escorpión (Buthus occitanus)

Escolopendra (Scolopendra cingulata)

Culebra bastarda atropellada, esto es una lacra para nuestros reptiles



Los dos días siguientes no fueron gran cosa, para qué os voy a mentir. Entre el fuerte calor de la zona y la falta de opciones no hicimos casi nada, pero algo se pilla siempre. Lo mejor fue la tarde del domingo 21 en la sierra viendo un águila imperial y un nido de vencejos cafres... bueno, un nido de golondrinas dáuricas usurpado por vencejos cafres, mejor dicho.

Una vez más un pequeño embalse privado en un rincón perdido de la sierra nos brindó buenas observaciones de especies como la garza imperial, el martín pescador y el martinete. Su dueño ya estaba al corriente de que solemos ir allí, pero al llegar la noche tuvimos la oportunidad de conocerlo en persona y estuvo charlando animadamente con nosotros durante largo rato.




Agateador común (Certhia brachydactyla)

Pico picapinos (Dendrocopos major)

Orthetrum cancellatum


Barbos andaluces (Luciobarbus sclateri)

Platycnemis latipes

Nido ocupado por vencejos cafres


Licósido sin identificar

Águila imperial (Aquila adalberti)

Garza imperial (Ardea purpurea)




Esta vez no he escatimado a la hora de mostrar las gordoserías que comemos, desde los churros con chocolate al flan casero pasando por los huevos fritos con patatas y chorizo y el salmorejo. Pero tengo que finalizar la entrada con el arroz con leche de Esperanza bajo amenaza de no ser invitado más veces. Os aseguro que es cierto.








martes, 13 de agosto de 2019

Rapaces en la Sierra de Cazorla




El Chorro


Es ya bien sabido que la Sierra de Segura es mi zona preferida de campeo y trato de conocerla lo mejor posible y sacarle mucho partido.
En cambio, su vecina Sierra de Cazorla la tengo más desconocida pese a ser mucho más famosa hasta el punto de que mucha gente nombra como "Cazorla" al parque natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.

A finales de julio estuve por allí para compensarlo y el repertorio de rapaces que me traje de vuelta fue sin duda lo mejor. Los quebrantahuesos son uno de los mayores atractivos de la zona y tuve la suerte de ver cuatro ejemplares con la curiosidad de que dos eran adultos y los otros dos unos juveniles de los que han liberado este año.


Castillo de la Yedra





Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)

Los buitres leonados, como era de esperar, fueron muy abundantes y sencillos de observar. Tanto en la sierra como en su periferia, ya en contacto con los olivares, fueron numerosos los avistamientos de estas enormes aves junto a otras rapaces como el águila calzada, una pareja de alimoches y un águila real campeando en plena campiña olivarera.


Castillo de las Cinco Esquinas

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Águila real (Aquila chrysaetos)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Águila calzada (Hieraaetus pennatus)

Alimoches (Neophron percnopterus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Le he dado a las aves rapaces protagonismo en la publicación, cosa normal porque me encantan, pero que quede claro que hubo mucha más fauna de interés con otras especies de aves y mamíferos como la cabra montés. Además de lo fotografiado quisiera destacar un mirlo acuático que se largó con viento fresco, dos halcones peregrinos y un joven azor piando con insistencia a sus padres.


Ermita de la Virgen de la Cabeza

Cuervos (Corvus corax)

Chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax)

Vencejo real (Tachymarptis melba)

Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris)

Cabra montés (Capra pyrenaica)

Espero que esto os haya gustado, porque os adelanto que lo próximo que llegue sobre estas sierras (ya en Segura) será aún más espectacular. ¡Tomadlo como un aperitivo!


Cazorla