miércoles, 19 de septiembre de 2018

Breve visita a las Salinas de Bonanza




El 2 de septiembre no terminó mi salida pajarera en la playa de Montijo como dije en su entrada de blog correspondiente, al tener cerca Sanlúcar de Barrameda me dirigí a las Salinas de Bonanza para seguir disfrutando de un buen atracón de aves antes de volver a casa, no sin parar primero por el camino en unas lagunas en las se pueden observar interesantes especies de anátidas junto a las numerosas fochas comunes.

Porrón común (Aythya ferina)

Malvasía (Oxyura leucocephala)

Malvasía (Oxyura leucocephala)

Pato colorado (Netta rufina)

Ya en las salinas propiamente dichas me esperaban las clásicas gaviotas picofinas muy bien acompañadas por espátulas, garzas y flamencos entre otras especies, ya que tuve la suerte de encontrar aquello bastante solitario y tranquilo.


Espátula (Platalea leucorodia)

Gaviotas picofinas (Croicocephalus genei)

Espátula aterrizando entre flamencos y garzas reales

Espátula (Platalea leucorodia) y garza real (Ardea cinerea)

Flamencos (Phoenicopterus roseus)

Flamencos (Phoenicopterus roseus)

Flamencos (Phoenicopterus roseus)

El medio aéreo era patrullado por el águila pescadora y los charrancitos en busca de oportunidades de pesca, siendo mucho más numerosos los lances de los charrancitos al decicarse a la captura de peces más pequeños que los buscados por la gran rapaz.
Ya se veían correlimos zarapitines en paso migratorio junto a otras aves limícolas que igualmente migran pero allí se suelen ver durante más tiempo al año.


Águila pescadora (Pandion haliaetus)

Águila pescadora (Pandion haliaetus)

Charrancito (Sternula albifrons)

Charrancito (Sternula albifrons)

Charrancito (Sternula albifrons)

Archibebes comunes (Tringa totanus) y correlimos zarapitines (Calidris ferruginea)

Avocetas (Recurvirostra avosetta)

Agujas colinegras (Limosa limosa)

Agujas colinegras (Limosa limosa)

Después de esto y comer un poco tocó el regreso a casa habiendo pasado una gran mañana de observación de aves, con la suerte de que en este punto concreto de las salinas tuve a todas estas especies de aves concentradas gracias a que estaban bombeando agua.
Para la próxima publicación ya se irá viendo mi nuevo comienzo por las sierras gaditanas.






domingo, 16 de septiembre de 2018

Tórrida Sierra Morena




Julio fue un mes bastante soportable dentro de los estándares del verano mediterráneo, sobre todo después del caluroso año anterior, pero agosto se impuso con fuerza y llegó con elevadas temperaturas como queriendo que no nos malacostumbremos. No obstante, no dejé de hacer algunas salidas por el parque natural de Despeñaperros porque había que aprovechar las vacaciones y sabía bien que habría cosas interesantes que ver.

Las cigarras han puesto banda sonora a los escenarios de secarrales en los que numerosas especies de insectos revolotean en torno a las pocas plantas en flor que había a esas alturas del año, concretamente cardos y olivardas. Himenópteros, ortópteros, coleópteros y lepidópteros aportaron un buen abanico de especies a las que agregamos otras ajenas al festín de néctar, destacando para mi gusto la presencia de la bellísima mariposa de los madroños con su comportamiento territorial en lo alto de cerros despejados y soleados.


Abejorro común (Bombus terrestris)

Sofía (Issoria lathonia)

Grillo de matorral sin identificar

Purpuricenus sp.

Megascolia sp.

Pandora (Argynnis pandora)

Cigarra (Cicada sp.)

Lestes viridis

Mariposa del madroño (Charaxes jasius)

Con las aves no fue menos entretenido, junto a los paredones cuarcíticos volaban a toda velocidad los vencejos reales con la ocasional aparición del más escaso vencejo cafre y a las rapaces residentes se sumó un joven alimoche migrando al sur.


Vencejos reales (Apus melba)

Vencejo real (Apus melba)

Vencejo real (Apus melba)

Vencejo cafre (Apus caffer)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitre leonado (Gyps fulvus) junto a un vencejo real (Apus melba)

Halcón peregrino (Falco peregrinus)

Alimoche (Neophron percnopterus)

Una tarde me di una vuelta por la Sierra de Andújar viendo distintas especies de mamíferos y aves. Dos especies muy emblemáticas, el águila imperial y el buitre negro, quedaron muy lejos para mi gusto pero no por ello me quedé decepcionado del todo porque siempre es un lujo observar esas grandes rapaces, y más todavía si estaban acompañadas por el colorido de los joviales abejarucos y el curioso roquero solitario con la blanquísima silueta de las culebreras jóvenes.
Del lince ni rastro, para no variar, hace mucho que no veo a nuestro gran felino y el motivo no es otro que la escasez de visitas que hago al parque natural en comparación con otros años.


Ciervos (Cervus elaphus)

Liebre ibérica (Lepus granatensis)

Abejaruco (Merops apiaster)

Abejaruco (Merops apiaster)

Águila imperial (Aquila adalberti)

Buitre negro (Aegypius monachus)

Culebrera (Circaetus gallicus)

Roquero solitario (Monticola solitarius)

Ahora estoy trabajando por segundo año consecutivo en la Sierra de Cádiz y para cuando vuelva a visitar estos parajes puede pasar bastante tiempo, pero sin duda volverán por el blog.