domingo, 22 de julio de 2018

Despedida a la Sierra de Cádiz


Falla de Ubrique

Me parece que he apresurado a la hora de poner el título a la entrada. Bien es verdad que esto será el último repaso a lo visto durante mi reciente curso en la Sierra de Cádiz, pero ahora mismo todo apunta a que volveré allí en septiembre y la supuesta despedida creo que será bastante breve.

Los últimos días de junio, ya con las clases acabadas y mucha tranquilidad para poder salir todavía por las tardes, dieron mucho de sí en el inicio de este verano que hasta el momento no ha llegado muy sofocante. Las observaciones de aves han sido frecuentes, y no sólo en las salidas por la sierra porque también he disfrutado con las cigüeñas blancas y las águilas calzadas desde la terraza de mi piso (de hecho, las fotos de la calzada son las últimas que hice antes de marcharme el último día) y con la numerosísima congregación de buitres en las afueras del pueblo de Prado del Rey.


Cigüeña blanca (Ciconia ciconia)

Curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala)

Currucas rabilargas (Sylvia undata)

158 chovas piquirrojas (Pyrrhocorax pyrrhocorax)

Chovas piquirrojas (Pyrrhocorax pyrrhocorax)

Chovas piquirrojas (Pyrrhocorax pyrrhocorax)

Abubilla (Upupa epops)

Grajilla (Corvus monedula)

Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus)

Águila calzada (Hieraaetus pennatus)

La misma calzada comiendo en vuelo

Buitres leonados (Gyps fulvus)

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitres leonados (Gyps fulvus)

Buitres leonados (Gyps fulvus)

El "bicheo" también ha sido destacado con algunos reptiles, distintos arácnidos y los insectos con los neurópteros como protagonistas al tener decenas de ejemplares de Libelloides baeticus y Neuroptera bipennis volando sobre el pasto seco en el Pico Coros.


Lagartija colilarga (Psammodromus algirus)

Escorpión (Buthus occitanus)

Araña lobo (Hogna radiata)

Posiblemente Eusparassus levantinus

Araña negra de los alcornocales (Macrothele calpeiana)

Polvillo dorado (Muschampia proto)

Mariquita (Coccinella septempunctata) junto a otros insectos

Ascálafo (Libelloides baeticus)

Ascálafo (Libelloides baeticus)

Duende (Nemoptera bipennis)

Duende (Nemoptera bipennis)

Las dos últimas tardes me reservaban sendos premios finales. En varias ocasiones intenté ver sin éxito vencejos cafres en un lugar donde otros años han criado y, casualmente, cuando se lo comentaba a un amigo precisamente vi de pronto uno en el Embalse de Bornos. ¿Fue como una invocación?
Encima, para colmo, mientras regresaba a casa al anochecer vi un cárabo posado en un cable por si no hubiera sido suficiente.

La última salida la hice por Ubrique junto a Antonio Acosta para despedir bien el curso. Vimos muchas especies de aves como buitres leonados, vencejos reales, roqueros solitarios o collalbas negras, con el colofón de una pareja de alimoches sobrevolándonos de cerca.


Vencejo cafre (Apus caffer)

Cárabo (Strix aluco)

Alimoche (Neophron percnopterus)

Alimoche (Neophron percnopterus)
Alimoche (Neophron percnopterus)

Con respecto a lo que dije al comenzar la entrada, me han destinado para el próximo curso a Ubrique en la adjudicación provisional. Aún no se puede asegurar nada porque hay que esperar a la adjudicación definitiva, pero en los últimos años no he tenido cambios entre la provisional y la definitiva y me voy haciendo a la idea. Precisamente es de Ubrique la imagen final que dejo, que se veía de esta guisa durante la última ruta que hice.





jueves, 19 de julio de 2018

Los alzacolas de Trebujena




Tenía una cuenta pendiente con el alzacola (Cercotrichas galactotes) desde hace mucho tiempo, nunca lo había visto a pesar de ser una especie presente en mi Jaén natal y tenía que quitarme la espinita antes de acabar el curso en la provincia de Cádiz.

Lo tenía bastante fácil al haber averiguado que en los viñedos de Trebujena había una saludable población y no podía dejar pasar una oportunidad así. Lo tardío de la fenología de este pájaro no dejaba mucho margen, pero tras conseguir información fiable me dirigí allí el 23 de junio y finalmente fue todo un éxito.

Al poco rato de llegar paré en un lugar con muy buena pinta, una casa de campo con huerto y frutales en medio de los viñedos, y fue entonces cuando vi pasar volando un ave que no me sonaba de nada. Con paciencia y quedándome quieto sin llamar la atención se fue mostrando una pareja que iba acarreando cebas para sus pollos, de cuando en cuando posándose levantando la cola de esa manera que les da nombre. Me sorprendió muy gratamente lo bien que se dejan ver, bastante confiados, por lo que las observaciones y fotos fueron más que satisfactorias para mi gusto.














La verdad es que no contaba con triunfar así, y tan pronto, por lo que aún tenía bastante tiempo para dar una vuelta viendo más cosas porque Trebujena está ni más ni menos que en el estuario del Guadalquivir con todo lo que puede ofrecer. Gaviotas, garcetas, martinetes, flamencos, limícolas, fumareles, pagazas, moritos... el maravilloso repertorio de los humedales del sur.



Gaviotas picofinas (Larus genei)

Flamenco (Phoenicopterus roseus)

Agujas colinegras (Limosa limosa)

Morito (Plegadis falcinellus)

Fumarel cariblanco (Chlidonias hybrida)

Fumarel cariblanco (Chlidonias hybrida)

Pagaza piconegra (Gelochelidon nilotica)

Pagaza piconegra (Gelochelidon nilotica)

Pagaza piconegra (Gelochelidon nilotica)

Prueba muy clara del perjuicio de los gatos asilvestrados

Llegué con toda la intención al pinar de La Algaida al recordar que, junto a mi amigo Ismael durante su visita en mayo, vi numerosas espátulas (Platalea leucorodia), garzas reales (Ardea cinerea) y cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) anidando en colonia mixta sobre los pinos.
Ya podréis imaginar el bullicio de tan follonero vecindario, con continuos bufidos, gruñidos y silbiditos mientras los ejemplares adultos iban y venían sin parar junto al vuelo de no pocos milanos negros (Milvus migrans).













Poco más se hubiera podido pedir a una tarde en la que disfruté a las mil maravillas de una especie nueva junto al poderoso repertorio ornitológico de Doñana. Así volví a Prado del Rey de lo más contento entre campos de girasoles con los amarillísimos ojos del mochuelo (Athene noctua) supervisando mi regreso a casa.